Trends 2012. El libro electrónico

150x150_emiliomarquez

No me cabe la menor duda: una de las tendencias del 2012 son los libros electrónicos, los e-books. Y no porque sean la mayor novedad –existen otros inventos tecnológicos mucho más sorprendentes–, sino porque acaban de alcanzar su punto álgido en términos de precio, la principal barrera que permite el crecimiento de un producto o su enterramiento en el olvido.

Kindle, el mayor titán de los e-books en la actualidad, se puede comprar por menos de cien euros, un precio más que asequible incluso en crisis para cambiar el papel por la tinta electrónica. Su mecánica de uso es extremadamente sencilla y asequible para cualquier usuario de Internet sin necesidad de ser un experto en el uso de la red. Se trata de un dispositivo para todos los públicos.

En mi opinión, además de un precio correcto, para que un dispositivo de nuevo cuño se convierta en tendencia necesita precisamente eso, un funcionamiento llano y cercano con el público no experto en Internet. Los fabricantes de libros electrónicos están abogando por la sencillez porque saben que lo simple triunfa. Y es que la única “lacra” a la que se enfrentan es la falta de confianza con las compras online.

Otro aspecto fundamental para considerar al e-book como una de las tendencias del 2012 es la expansión de los libros digitales y sobre todo en la venta a precios asequibles. Un punto a favor de los e-books es que muchos autores están encontrando en el formato un punto de partida para sus obras que difícilmente sería posible en las editoriales tradicionales.

Son éstas las que todavía tienen que dar grandes zancadas en el terreno digital, pues los precios de las ediciones digitales de libros editados en formato tradicional no están demasiado ajustados en comparación con los editados por autores independientes. En este sentido, se debe producir un reajuste de precios acorde con el formato (digital significativamente más barato que físico) para romper la barrera psicológica.

¿Qué otras tendencias marcarán la evolución del 2012? Apuesto por la realidad aumentada utilizando los teléfonos móviles a través de aplicaciones para facilitar el día a día. Consultar precios en tiempo real, buscar tiendas, restaurantes, etc. próximos a través de mapas recurriendo a la geolocalización y hasta utilizar la voz para realizar estas búsquedas son dos puntos a su favor.

Predecir lo que sucederá en los próximos doce meses de forma exacta no está al alcance de nadie. Nos situamos sobre un año que a buen seguro será convulso por la crisis económica todavía presente en España y por los cambios socio-culturales que se están produciendo en países de todo el globo. Sea como fuere, estoy convencido de que acabaremos el año con miles de e-books en el hogar.

Contenidos Relacionados

Top